Teresa Ríos (Techín), Misionera de Cristo Jesús

Cuando empezó PPHH yo estaba de misión en El Congo. Nos informaron que se había fundado una ONG para las necesidades de nuestras Misiones y de los que estaban cerca de las Misioneras de Cristo Jesús. A todas nos pareció muy bien. De hecho se recibieron muchos proyectos para construir puentes, clases, ampliaciones de dispensarios, neveras para vacunas, etc.
Cuando estuve de regreso un tiempo en Zaragoza vino la misionera Mª Paz Almazán y formó el grupo de voluntarios en Zaragoza, de eso hace ya bastantes años. Primero se hizo una exposición de artesanía de diferentes países donde estábamos destinadas las misioneras de Cristo Jesús. Antes hubo una charla en la que habló la misionera Mª Salud y animó mucho a la gente. Se hicieron muchos socios y fue un momento muy bueno.
Al año siguiente como mi hermana tenía muchos belenes se nos ocurrió hacer una exposición para algún fin benéfico, y qué mejor que hacerlo para un proyecto de PPHH. Ese fue el germen, el comienzo de la actividad estrella de la Delegación de Zaragoza.
Posteriormente hicimos dos o tres exposiciones con mucho éxito en los años 2004 y 2005. Y desde entonces hasta ahora, en 2016, hemos estado colaborando con muchos proyectos y ayudando a financiar en lugares como Congo, Chad, China o Filipinas.